16 ene. 2012

¿Y ahora qué hacemos?


Ante la reciente baja de nivel del equipo y el panorama gris que se ve a futuro dentro del plantel del Club Deportivo Guadalajara, como siempre suele pasar, tendrá que haber un “chivo expiatorio” que tenga que pagar el precio del conformismo de algunos jugadores y caprichos de una directiva. La persona a seguir es el DT. Fernando Quirarte, muy criticado por la opinión rojiblanca y no muy bien visto por algunos muchachos del cuadro titular. Creo que ha sido ese el tema de la semana, pero para mí existe algo más importante que hipótesis o de adivinar quién es el predecesor.

Bueno ante ello, nosotros como hinchas debemos de tomar decisiones, a mi punto de vista no basta solo con criticar las acciones del plantel, a la gente de pantalón largo, o estar cegados por la pasión. En nosotros esta la decisión de seguir solapando malas decisiones o adjudicarnos logros sin ni siquiera dar algo a cambio (mínimo pasión por los colores).

Ahora más que nunca el plantel nos necesita, la institución nos necesita, los jugadores nos necesitan, pero no solo se trata de apoyar desde la comodidad de nuestra casa o dar análisis que en sí, jamás serán tomados en cuenta porque así es nuestro futbol en México. No basta solo con asistir a la cancha y llenar las tribunas, o ponerse la camisa con orgullo, o hacer corajes, DEBEMOS EXIGIR, ya que la exigencia es el complemento del apoyo, y la exigencia en masa es mucho mayor porque no es solo la voz de un aficionado, somos todos los involucrados dentro de ella.
¿Cómo logramos eso? No es cosa del otro mundo o algo imposible de hacer, el apoyo hacia nuestro equipo se verá reflejado ante buenas entradas a la cancha tanto de local como visita, dejemos de magnificar a los jugadores que no sienten la camiseta, entendamos que ellos al igual que uno, tienen los mismos derechos y obligaciones, ellos como jugadores y nosotros como afición, comprendamos que ninguno es más que el otro, mejor cambiemos un autógrafo por un “VAMOS MUCHACHO, JUEGAS EN CHIVAS, RESPETA SU GRANDEZA AUNQUE SEA”, o algo tan sencillo, alentemos todos al canto unísono de la tribuna popular.

Así algunos jugadores que se creen “Rockstars” y los propietarios del club se den cuenta del respaldo de su afición (y no sean ellos los que exigen apoyo), pero al igual se percaten que tienen una gran hinchada que no es fácil de comprar con un par de goles cada 5 partidos o ganar los clásicos, acá nos gusta festejar, pero queremos festejar TITULOS, CAMPEONATOS, así es nuestra exigencia y esa misma se debe por la GRANDEZA de nuestra institución, y el que nos de tal alegría será siempre recordado hasta llegar al punto de que si realmente siente los colores pasara a ser un jugador icono, emblema y muy querido por su afición, mientras tanto solo son simples trabajadores que solo son famosos por vestir la camiseta del más grande.

Al igual que yo, La Banda de Chivas ante la viniente crisis (ojala no se dé) tenemos el compromiso ante nuestro amado club de estar al 100% con él, para nosotros no basta con alentar 90min, gritar un Chivas
 o viajar con el equipo, para nosotros lo importante es hacerse sentir en la cancha, fuera de ella, en la calle, ante jugadores o en cualquier lado, etc. Algo importante para nosotros como organización, es dar a entender ante directiva que no solo somos números o estadísticas, somos la afición y cualquier equipo se debe a su afición, porque sin ellos no tendría sentido el futbol, así de simple es esto.

Trato de entender el coraje, la impotencia, la frustración por ver 11 jugadores que no son capaces de identificarse con la institución, el conformismo, la apatía y la no habilidad para  jugar al futbol que hay en algunos jugadores, pero nada de esto nos deslinda de nuestro compromiso ante CHIVAS, no justifica la falta de apoyo y sobre todo fallarle a nuestros colores por no exigir y no hacer respetar lo que significa para muchos de nosotros el CLUB DEPORTIVO GUADALAJARA.
 
Es por ello que hacemos la cordial invitación a toda la comunidad de CHIVAS  a no bajar los brazos y en lugar de dar la espalda, salirse antes de que terminen los 90, no alentar, criticar o reventar a los jugadores, a mejor apoyar, tenemos la loca idea de que los verdaderos aficionados, los verdaderos hinchas, los chivas de corazón, son aquellos que se la bancan en situaciones como las que se viven en este presente torneo, por la sencilla razón de que ellos van realmente por chivas a la cancha, no importa el rival, resultado o demás. Lo único importante es demostrar que acá se alienta igual, que lo único que se pide son buenos resultados y campeonatos que festejar. Este tipo de hinchas son los que tienen el verdadero derecho de poder abuchear o decirle algo a los jugadores o directivos (pagamos una entrada sin importar que), porque la hinchada siempre tiene que estar y así ningún empresario o jugador podrá justificar su mal rendimiento o tendrá la cara para afrontar a una afición que siempre ha respaldado. Espero que este tipo de hinchas seamos todos en general, no solo un sector de la gran cantidad de aficionados que tiene el rebaño, sabemos que en canchas visitante la gente del lugar siempre responderá al llamado y como local debemos cambiar las malas entradas por buenas asistencias a los partidos de local. Existe el chivabono que es una gran ayuda para el aficionado en cualquier sector del estadio, es un gran ahorro y lo mejor de todo, contribuyes al equipo y obtienes el derecho de exigencia. Afortunadamente yo ya lo adquirí y tengo ese derecho, por eso mismo me atrevo a escribir estas palabras.

Debemos apoyar y exigir, ya es momento de despertar y sobre todo hacerle entender a nuestro equipo que acá tenemos bien presente NUESTRA GRANDEZA Y PASION por CHIVAS,  que no la hemos perdido por una mala racha  o por personas que no la sienten de verdad, ante todo  respeto toda crítica u opinión con relación a ella, al igual que sea respetado mi punto de vista, solo quiero recalcar algo, debemos sentirnos orgullosos de nuestro equipo, se ha empezado mal el torneo pero no quiere decir que ya todo esté definido, hay mucho camino por recorrer e invito a todos a ser parte de esta nueva era dentro de la afición del Guadalajara, que es la de cambiar la pasividad por el accionar. Que importa si vamos mal, cuando lo importante es demostrar que somos una hinchada incondicional y con el trabajo de ambas partes, tanto del club como afición muy pronto llegaran los buenos resultados, algunas aficiones de la mano de su club han puesto el ejemplo de que si se puede, la cuestión es solo querer y trabajar.

Chalequin
La Banda de Chivas
“Organización Tribuna”

No hay comentarios.:

Publicar un comentario